fbpx

Tus productos en línea

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Para cualquiera que busque insertarse en el mercado actual, la presencia digital se ha convertido en una pieza fundamental a la hora de pensar en crear una empresa.

La tendencia a no depender de un lugar físico y la necesidad de mantener un vínculo más estrecho con los clientes, así como la posibilidad de reducir costos y de evitar contagios en el contexto sanitario actual, hacen de internet el camino más cómodo para marcas y consumidores de encontrarse.

Entonces surge la pregunta: ¿cómo vender en internet?

Para estar en línea no necesitas tener tu propio sitio web, aunque es la forma más profesional, puedes empezar dándote a conocer a través de las redes sociales.

Lo que sí necesitarás en cualquier caso es un trabajo de diseño sólido, con un logo que te identifique y una imagen acorde que quede grabada en la mente de tus clientes.

Pasos y consejos para empezar

1- ¿Qué vendo?

Antes de empezar a crear tu marca tienes que definir cual será tu producto. Si sabes que quieres empezar un emprendimiento digital, pero no sabes qué vender, aquí van algunas ideas para que puedas dar el primer paso y empezar a pensar en crear tu negocio:

-Servicios profesionales

-Productos físicos (libros, artesanía, ropa…)

-Productos digitales (ebooks, cursos online, plantillas…)

-Productos de terceros (Dropshipping).

Ya sea que ofrezcas un servicio o un producto físico, debes tratar de averiguar si verdaderamente hay gente interesada en lo que ofreces. A esto se le llama investigación de marketing y es una pieza clave a la hora de pensar en un producto a través del cual puedas generar relaciones a largo plazo con tus clientes.

Una buena opción para empezar es hacer encuestas a tus familiares, amigos, compañeros de trabajo o usar tus redes sociales. Ten en cuenta que puedes vender lo que quieras, siempre y cuando encuentres a quién vendérselo.

En esta etapa, puede que sea más interesante preguntarte ¿hay alguien que quiera comprar lo que yo quiero vender? Si la respuesta es sí, estás bien encaminado.

2- ¿Dónde vendo?

Puedes usar tus redes sociales, recurrir a catálogos digitales o tener tu propia tienda digital.

Mientras que recurrir a las redes sociales es la opción más fácil para empezar, poseer tu propia tienda digital les dará muchas ventajas a tí y a tus clientes al momento de procesar y administrar ventas, y una imagen más profesional.

Para tus clientes será más fácil ver lo que tienes para ofrecerles y comunicarse contigo en caso de tener algún duda o necesidad particular. Además, un sitio web bien construido inspira confianza.

Para tí será más fácil ver ganancias, pérdidas, calcular taxes, recibir pagos, enviar facturas e imprimir etiquetas de envío.

Tu website será tu carta de presentación, tu currículum y tu tienda, por lo que invertir en una presencia web sólida es la mejor estrategia de marketing a largo plazo, y la que adoptan la mayor parte de los emprendimientos más competitivos.

¡Además puedes conectarla con tus redes sociales!

Las opciones de marketing online para hacer visible tu tienda digital son muchas y adaptables a tu negocio. Publicidad en google, e-mail marketing, presencia en redes sociales y colaboración con influencers.

3- ¿Cómo vendo?

Ya sabes qué vender y dónde, es momento de que pienses cómo te presentarás ante tus potenciales clientes.

Es entonces cuando necesitarás un diseñador gráfico. El profesional de la imagen te ayudará a definir la apariencia de tu marca, su identidad y la de todo el marketing asociado que decidas hacer. El logo, el sitio web, la papelería asociada, print shop y piezas gráficas para tu presencia en redes y otros medios publicitarios.

Si además es diseñador web, el diseñador es quién le dara voz a tu marca a través de la imagen.

¿Necesito un diseñador o puedo hacerlo yo mismo?

Ahora sí. Ya sabes qué vender, donde vas a hacerlo y como.

Un diseñador web te ayudará encargándose de las instalaciones y configuraciones, lo que te permitirá centrarte en gestionar tu negocio sin tener que preocuparte por la parte técnica.

Un diseñador gráfico te ayudará a crear una imagen profesional para tu emprendimiento y se ocupará del marketing de imagen para que destaques entre tu competencia.

Un diseñador profesional que ofrezca los dos servicios será el arquitecto y el ingeniero de tu marca, ayudándote a decidir no solo como se ve tu website, si no también como funciona, y de hacer que ambos aspectos se relacionen para que tus clientes disfruten de una navegación clara, rápida, visualmente atractiva y eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.